Tulipanes morados.

Me fijé en la escarcha que soportaban las hojas de las plantas que enmarcaban la linde del camino. —¿No crees que lo deberías pensar un poco más? —cuestionó Zaida, mi hermana mayor, mientras cambiaba mi foco de atención a sus ojos marrones, escondidos por su frente agachada. —No sé, yo creía haberlo pensado bien. —Insisto,... Leer más →

MALA NOTICIA, DÍA SOLEADO.

Cuelgo el teléfono. Me hago un ovillo en el suelo con la cabeza entre las piernas. Siento mi alma rota por dentro. Mi sobrino. Mi pequeño…no ha superado la inmadurez de ser prematuro. Debo salir. Las piernas no me acompañan. Tengo que ir a abrazar a mi hermana. Deshago el nudo en el que me... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑