LA ANTIGUA METRÓPOLIS

Blas caminaba entre los escombros de la antigua metrópolis. Pensaba en su jefe, tan anodino siempre, nada empático, prepotente. El día anterior le había gritado, hasta la saciedad, por una pequeña fuga que no había sido capaz de sellar. Él le había intentado explicar que en ese momento estaba solo y, aun así, había conseguido... Leer más →

2020: te doy la espalda pero no te pierdo de vista.

2020: te doy la espalda, pero no te pierdo de vista.Contigo aprendí que se puede renunciar a todo.Que no dar besos es señal de cuidado.Que se puede dar y recibir amor, aunque en la distancia.Que se puede perder, pero no olvidar.Que se puede adivinar una sonrisa, aun con la boca tapada.He aprendido tantas cosas contigo,... Leer más →

Melancolía, echar de menos…

Cuántas veces al empezar a escribir me viene a la mente ese primer verso: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche..." Y es contradictorio, porque lo que en realidad siento es felicidad. Una de mis amigas ha recibido unas cajitas que me encargó, y estaba tan contenta ella...tan contenta yo... Hemos hablado de nuestras... Leer más →

Días de edredón.

De no salir. De acurrucarte entre el mullido cobijo de una manta. De solo pensar. Cuando no se habla, cuando solo se piensa, se piensa más. Y mejor. O el edredón, escondida de la luz, del ruido. De todo. Al calor sanador del hogar. De las caricias. Es de día pero hago como que duermo.... Leer más →

Indómita Aurora

CAPÍTULO 1 Valencia, marzo de 1971. Carlos salió como pudo por uno de los estrechos callejones de la Plaza Redonda. Agobiado por los empujones y la marea de gente que lo arrastraba, consiguió llegar a la plaza contigua, la de Lope de Vega. Era día 18 y en plenas fallas el centro de Valencia se... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑