A propósito de la felicidad.

Photo by Victor Freitas on Pexels.com

Muchas veces buscamos la felicidad completa, lo que nos hace ser completamente infelices.

No creo que exista la felicidad plena.

Creo en las pequeñas cosas.

A diario vivimos momentos de extrema felicidad, de mediana felicidad, o de infelicidad.

Cada uno de ellos conforma nuestra vida.

Si al menos una vez al día comes algo rico, escuchas una canción que te gusta, das un abrazo a alguien, te duchas con el jabón ese que deja un aroma agradable en tu piel… si al menos haces una de esas cosas que te hacen sentir genial, no podrás decir que no eres feliz.

La felicidad está sobrevalorada.

Son momentos.

Preparando esta entrada he puesto felicidad en el navegador.

Me ha salido un niño comiendo helado, una joven saltando un charco, unos amigos charlando, una mujer al borde de un abismo con la puesta de sol tras ella…

Busca al menos una cosa que te haga feliz. Posiblemente, la negación de que lo eres, te impida serlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑